¿Es posible cambiar nuestra conducta?

¿Es posible cambiar nuestra conducta?

La mayoría de las personas piensan que la personalidad es inmutable. Nacemos como nacemos. Somos de una forma determinada, y así nos quedamos. Pero la realidad es bien distinta. Nuestros comportamientos son aprendidos. Nuestros estilos de actuación, y hasta nuestra actitud ante las cosas que nos pasan, las vamos adquiriendo con el tiempo. Las vamos aprendiendo.


 

 

Por muy arraigados que tengamos algunos hábitos, siempre será posible aprender hábitos nuevos, e incluso, sustituir los viejos hábitos. Nuestro estilo habitual de comportamiento se puede cambiar. Dejar de realizar conductas que nos resultan dañinas, y cambiarlas por otras es posible. Eso sí, no resulta fácil. Cambiar nuestra forma habitual de actuar requerirá de esfuerzo y constancia.

 

  ¿Qué es necesario para cambiar?

 

 - Un deseo real de cambiar.

- Aceptar que adquirir nuevas habilidades, y abandonar viejas costumbres,  requiere esfuerzo y práctica.

 - No exigir soluciones mágicas a los problemas.

- Aceptar que el cambio no ocurre de golpe. Las personas necesitas tiempo para cambiar.

 - Aceptar que nos equivocaremos muchas veces, y que es lo normal.

 - Aprender a ponerse metas y objetivos alcanzables y realistas.