CRISIS DE ANSIEDAD. 10 REGLAS PARA HACERLES FRENTE

CRISIS DE ANSIEDAD. 10 REGLAS PARA HACERLES FRENTE

Una crisis de ansiedad es una reacción muy intensa y desagradable de miedo y angustia que sufre una persona durante un breve periodo de tiempo, normalmente unos minutos, aunque los efectos (sensación de intranquilidad y malestar emocional) horas, e incluso unos días en los casos más graves. Se producen una serie de reacciones físicas y psicológicas como miedo intenso, sensación de pérdida de control de uno mismo, miedo a volverse loco o a morir, palpitaciones, sudoración, sensación de mareo, y un largo etc.

La primera vez que sucede la persona que lo sufre normalmente no sabe lo que le está pasando, y lo asocia a algún problema físico (problema de corazón, problema neurológico, etc). Una vez que se acude al médico y se descarta la causa física, le comunican a la persona que lo que ha vivido es un ataque de ansiedad. ¿Cómo actuar en estos casos? ¿Qué podemos hacer cuando nos viene una crisis de ansiedad?

 

Una de las herramientas que se ha mostrado eficaz cuando notamos que comienza un ataque de ansiedad son las diez reglas para hacer frente al pánico que el investigador Mathews propuso hace unos años. Estas diez reglas son: 

 


 

Diez reglas para afrontar el miedo y la ansiedad

 

1. Recuerda que las sensaciones de miedo y ansiedad no son más que una exageración de la forma en que el organismo reacciona a las situaciones estresantes. 

 

2. Estas sensaciones son desagradables, pero no son perjudiciales ni peligrosas. No te sucederá nada peor. 

 

3. Deja de aumentar la ansiedad y el miedo con pensamientos atemorizantes sobre lo que está sucediendo y sobre lo que podría ocurrir.

 

4. Observa lo que está sucediendo ahora, no lo que temes que podría pasar.

 

5. Espera y deja tiempo al miedo para que se pase, no luches contra él, ni huyas de él. Simplemente acéptalo.

 

6. Observa cómo el miedo empieza a debilitarse por si solo, cuando dejas de tener pensamientos atemorizantes. 

 

7. Recuerda que el objetivo principal de la práctica es aprender cómo afrontar el miedo - sin evitarlo -. Por tanto, esta es una oportunidad para avanzar. 

 

8. Piensa en los progresos que has hecho hasta ahora, a pesar de las dificultades. Piensa en lo satisfecho que estarás cuando lo consigas esta vez. 

 

9. Cuando empieces a sentirte mejor, mira a tu alrededor y empieza a planear qué va a hacer a continuación.

 

10. Cuando estés preparado para continuar, comienza de forma relajada y tranquila. No son necesarias las prisas.

 

Quizás te interese: "Ansiedad. Un testimonio real"